Coeducación, Sin categoría

EL JUEGO Y LA COEDUCACIÓN VAN DE LA MANO.

¡Hola de nuevo! Hoy queremos hablaros de una hermosa experiencia en la que aprendimos y enseñamos  recíprocamente, junto a un grupo de niñas y niños en una plaza del barrio de Santa Adela, Granada, con motivo del Día Internacional contra la Violencia Machista el pasado noviembre.

Santa Adela es uno de esos barrios en los que todavía el vecindario hace sus fiestas populares, con la aportación de todas las personas que participan. El pasado noviembre, tuvo lugar una de esas fiestas, que son también encuentros intergeneracionales y multiculturales, en los que la diversidad- personificada en niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres de diferentes edades y procedencia-, sale a jugar, a disfrutar y a compartir en la plaza del barrio, sin importar nada más que las ganas de divertirse, algo de lo que muchos líderes mundiales y muchas personas podrían tomar nota.

En este ambiente de distensión, el aprendizaje también estaba presente y ¡de qué manera! Cuentacuentos, manualidades, murales en los que dejar -entre juego y juego-, reflexiones y propuestas sobre la vida en el barrio, y actividades lúdicas para el fomento de la coeducación y la corresponsabilidad, como la que llevamos a cabo La Colectiva con un grupo de niñas y niños de diferentes edades.

Nuestra actividad consistía en repartir una serie de figuras familiares a las niñas y niños, para que se disfrazaran en función de esos personajes; una vez puestos los disfraces, tenían que cargar con unas cajas que representaban diferentes tareas domésticas, y partir desde una línea de salida con todas las cajas, hasta llegar a la meta. Os aseguramos que el juego estuvo muy presente y que las niñas y niños disfrutaban, tanto o más que nosotras, disfrazándose y cogiendo sus cajas para la carrera. Pero también estuvo muy presente la reflexión y el aprendizaje, pues como atestiguan varias obras y estudios -como el del Dr. David Elkind, experto en psicología del desarrollo y autor de The Power of Play: How Spontaneous, Imaginative Activities Lead to Happier and Healthier Children (2007)-, el juego es algo muy serio y fundamental, para el desarrollo físico, intelectual y socio-emocional en la infancia, así lo perciben también las niñas y niños, y así pudimos comprobarlo también en la carrera de obstáculos, cuando las y los participantes nos relataban desde su propio discurso y reflexión, porqué las personas disfrazadas de “madre” o “abuela”, tenían más cajas con tareas domésticas y habían llegado las últimas a la carrera. Nos contaban gritando e inmersas/os en el juego, cómo eran sus casas, quién hacía qué en ellas, y qué hacían o qué no hacían también ellas y ellos; situándonos poco a poco sus relatos, ante un abanico de realidades muy diversas, pero todas con un denominador común: la mujer como responsable de las tareas domésticas y de cuidados sustentadoras de la vida y de la unión familiar.

imagen1

Después de esta actividad y de la reflexión, repartimos a las y los participantes una colorida tabla con las tareas domésticas que pueden hacer por edades, aquí recibimos más o menos interés por su parte, pues lógicamente, la mayoría quería seguir jugando y tomar chocolate, ¿a quién no le apetecería esto?; pero volvimos a encontrarnos con otro patrón, dentro de las experiencias que nos contaron: las niñas que veían la tabla de tareas, nos contaban que ya realizaban esas tareas, incluso alguna niña realizaba todas las tareas domésticas, hasta las que eran para edades superiores a la suya. En cuanto a los niños, solo realizaban alguna actividad, -en el caso de que la realizaran-, y más relacionada con su propio espacio, como ordenar su cuarto, y no como una actividad que reporte en el bien colectivo de la familia.

Tabla_TareasporEdad

Por supuesto, esto nos dio que pensar, de las reflexiones extraídas en actividades relacionadas con la coeducación, la corresponsabilidad y cualquier otra actividad relacionada con la educación en igualdad de género, siempre se lleva una un sabor agridulce; por un lado, la satisfacción enorme que te proporciona fomentar el debate y el pensamiento crítico imprescindibles para mejorar nuestro entorno, y el enriquecimiento que aportan el compartir e intercambiar reflexiones con otras personas, sean de la edad que sean; y por otro lado, ver el gran trabajo que queda por hacer, y la poca implicación y voluntad política, seria y real, que existe por parte de las instituciones, en aras de conseguir esa sociedad libre de violencias y discriminaciones de cualquier tipo.

Desde La Colectiva agradecemos enormemente a todas las niñas y niños que participaron en la actividad que llevamos a cabo, el que nos hicieran cómplices de su juego y su aprendizaje. Y desde luego, si aprendieron con la actividad que organizamos, nosotras aprendimos mucho más de ellas y de ellos.

Nos despedimos hasta la próxima, y os prometemos seguir luchando contra el patriarcado desde el juego, la reflexión y la alegría.

 

La Colectiva.

Encarni Gómez Rivero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s